sábado, julio 29, 2006

¿Por qué el cajón de arena?



Interesante pregunta. Este espacio nace, como en el caso de muchas cosas del mundo real o imaginario, por accidente. La circunstancia lo provoca, la circunstancia lo alimentará y finalmente la circunstancia será también la encargada de darle fin.


Los cajones de arena son accesorios indispensables para aquellas personas que en un entorno urbano poseen como mascota a un gato. Estos lugares, que a simple vista parecieran otro tipo de artilugios (sobre todo para quienes no conocemos su función), son utilizados por la mascota en cuestión para enterrar sus excrementos. Lo interesante del caso es que el gato en su singularidad utiliza este artefacto y después de acometer en él sus más básicos instintos, utiliza la arena del mismo para tapar la defección del momento. En consecuencia el cajón de arena de manera superficial siempre luce muy limpio, sin embargo en su interior guarda todo aquel desagradable contenido.


De la misma forma en este espacio se escribirán cosas que pueden parecer pulcras o debidas, sin embargo en ocasiones quedará al descubierto otro tipo de contenido, quizá no del todo agradable, que complementa la realidad, lo que vemos y lo que no vemos. Lo que nos agrada y lo que nos desagrada.


Y en consecuencia. . .

No hay comentarios.: