domingo, noviembre 05, 2006

Moriré con irreverencia

Pues ha quedado definido, Hussein morirá por ahorcamiento y terminará sacando la lengua a todo mundo.
Lo anterior me recuerda un chiste muy viejo que decía más menos así:
Pepito vivía en un régimen totalitario y por sus primeras travesuras sexuales fue sentenciado a la pena de mutilación junto con otros mozalbetes. A cada uno el ejecutor les fue preguntando: -Tendrás el cercenamiento según el oficio de tu padre. ¿Qué hace para vivir?
El primero replica: -El mío es carpintero.
-¡Serrúchenle el pirrín!
El segundo, temeroso, dice: -Es carpintero.
-¡Rebánenselo!
Cuando llega a pepito el verdugo le pregunta -¿A qué se dedica tu padre, calenturiento?
-¡Mi padre es paletero, así que le chupas hasta que se acabe!!!
Tadaaaaa.

2 comentarios:

La ChiCa X dijo...

jajajajajaja que buen chiste.. nunca lo habia oidoo jajajajajajaja

un saludo jaja

un besoo

jes dijo...

Como siempre se agradece la visita. Con esto se confirma la labor del hombre con la mujer, hacerla reir un rato