martes, enero 22, 2008

Como las casas de Morelia

Una semana ya y la cosa no mejora.

Esta fiebre parece calentura de quinceañero, nada más no se quiere ir. Y luego ese doctor (chapatín) que encontré: -No joven, si lleva bien pocos días con la medicina, espere. Ah ¿Ya tiene los estudios? Me los trae mañana, pero siga tomando lo que le di.

Y si yo fuera médico al ver mis estudios diría: -Wow, este tipo está al 100, nada le falla, los trigliquiensabequé super controlados, ninguna infección visible por sangre u orina, el azúcar en los niveles más bajos, el corazón latiendo como locomotora, el peso justo, etc al cubo.


El caso es que me sigo sintiendo de la patada digan lo que digan análisis y doctores con almuerzos en bolsas de papel.


Hipocondriaco o simplemente paranoico apendejado ¿?