viernes, junio 27, 2008

Esquemas que facilitan una tiranía

Hace algunos años, vi la adaptación al celuloide de V for vendetta. Me llamó la atención lo posible que resultaba el tema como tal en las sociedades modernas. Salió en video y la adquirí. Hoy me doy cuenta que no era necesario. Tan solo basta encender el televisor para advertir como de manera involuntaria (o quizá no) el conglomerado humano busca el control a través de distintos medios, y al obtenerlo pretende mantenerlo de manera indefinida. Se dirá que el fenómeno no es nuevo, sin embargo sí es más profundo y absorbente.

El caso de México no es distinto. Por un lado los partidos políticos sin mayor nivel de credibilidad y manteniéndose como un mal necesario para sostener esquemas de poder harto desgastados; las instituciones religiosas en crisis; la sociedad civil sometida ante la delincuencia sin freno; las corporaciones policiacas sin capacitación y podridas; la delincuencia convertida en nuevo sector empresarial; la educación desatendida y menospreciada como factor de cambio y evolución.

Difícil no ver los signos de descomposición del tramado social ¿A esto cómo se responde? Con estrategias de estrangulamiento que al parecer no funcionan. Aquí las muestras:

La Corte de Justicia resolviendo temas a medias y con prisa.

Los partidos erigiéndose en juzgadores y partes de las contiendas electorales, así como en las decisiones que debieran recaer en manos de los ciudadanos.

Un poder ejecutivo (con minúsculas) que pareciera no tener poder y menos aún la capacidad de ejecutar acción alguna que sea coherente con la realidad social (Escasos resultados tendrá, por ejemplo, congelar precios de productos que nadie consume o que distan mucho de ser aquellos necesarios en la canasta básica de los mexicanos).

La aparición de grupos de “notables” enarbolando banderas de intelectualidad que ni ellos mismos creen y ¿Cómo hacerlo si todo este “tiempo de la revolución” han estado al servicio del mejor postor?

Un listado breve de lo que, en mayor o menor medida, se padece en México.

sábado, junio 14, 2008

Hit & run en San Luis Potosí


El lugar no es feo, pero mejor mi pueblito.

miércoles, junio 04, 2008

Qué bien que toca el Acapulco tropical

Me abandonó mi auto. Esta guardado en casa tomando su reposo previo a la obligada visita al taller. Por la mañana tomé un taxi. Guapachoso conductor que, haciendo gala de la tecnología de punta y viendo mi ánimo de inicio de jornada, inserta en su estéreo sendo disco repleto de los mejores emepetreses de la música tropical: Desde Rigo Tovar y su Costa Azul hasta el Acapulco tropical, pasando claro está por Chico Ché (Dios tenga también en su gloria), los Ángeles azules y algunos otros grupos que al momento no recuerdo.
Me vio tan de buen humor que hasta el volumen subió. De vez en vez, entre melodía y melodía, mientras yo pensaba -Ay wey, esta rola no puede ser superada- (falacia mental), volteaba el programador musical de reojo con cara de gusto y esperando algún gesto de aprobación ante tal selección, situación a la que yo contestaba con un breve asentimiento aprobatorio.
A no dudarse, una experiencia musical única.

Ah y que le dan a este señor 36 años de prisión y además, para que se le quite, una inhabilitación de más de 26 años para realizar cualquier actividad en el sector público. Siempre queda la duda ¿Este tipo de ocurrencias son de la ley o de los juzgadores? Si quieren hacer reir, causan el efecto contrario...

En la foto Mario Villanueva
agredido por unos cadeneros mientras quería entrar al antro de moda en Cancún (o algo así)...