miércoles, junio 04, 2008

Qué bien que toca el Acapulco tropical

Me abandonó mi auto. Esta guardado en casa tomando su reposo previo a la obligada visita al taller. Por la mañana tomé un taxi. Guapachoso conductor que, haciendo gala de la tecnología de punta y viendo mi ánimo de inicio de jornada, inserta en su estéreo sendo disco repleto de los mejores emepetreses de la música tropical: Desde Rigo Tovar y su Costa Azul hasta el Acapulco tropical, pasando claro está por Chico Ché (Dios tenga también en su gloria), los Ángeles azules y algunos otros grupos que al momento no recuerdo.
Me vio tan de buen humor que hasta el volumen subió. De vez en vez, entre melodía y melodía, mientras yo pensaba -Ay wey, esta rola no puede ser superada- (falacia mental), volteaba el programador musical de reojo con cara de gusto y esperando algún gesto de aprobación ante tal selección, situación a la que yo contestaba con un breve asentimiento aprobatorio.
A no dudarse, una experiencia musical única.

Ah y que le dan a este señor 36 años de prisión y además, para que se le quite, una inhabilitación de más de 26 años para realizar cualquier actividad en el sector público. Siempre queda la duda ¿Este tipo de ocurrencias son de la ley o de los juzgadores? Si quieren hacer reir, causan el efecto contrario...

En la foto Mario Villanueva
agredido por unos cadeneros mientras quería entrar al antro de moda en Cancún (o algo así)...