miércoles, septiembre 24, 2008

Benedicto lamenta los sucesos de Morelia

pero en una catacumba lejana, bajo la tumba de Pedro y ante distintos símbolos extraños e ininteligibles:

-Well done, my apprentice, esta será la forma de acercar a Morelia al lado oscuro.

-Yes my Master, ahora inclusive tenemos hologramas con pequeñas calcomanías que pegamos a los discos pirata que son vendidos en los tianguis y mercados ambulantes, que permitirán identificar el grado de impacto que tenemos entre la sociedad, ah y de paso checamos a quien de los vendedores no hemos pasado a nuestro bando (con una corta feria, a manera de cooperación voluntaria, claro).

-Huahuahua Fuerte es la oscuridad en tí mi aprendiz, pero más aquella que se cierne entre quienes pretenden advertir nuestros movimientos...

Está historia continuará... (esperemos que no)