miércoles, febrero 24, 2010

De una botana a ser la botana hay diferencia

Que los cheetos sean una botana favorita, les ha colocado en los entornos de conversaciones coloquiales o triviales.

Su utiliza el "vale cheetos" para significar el poco o nulo valor de algo. Se equipara a la expresión "vale madre" o "vale madres" que a más de denotar la escasa progenitora, también significa el acabose de algo o alguien.

Pues bien, como un signo más de la devaluación en el ya de por sí depauperado lenguaje propio de los políticos, una declaración del líder panista michoacano pone otra cereza al ya desbordadamente rojo pastel del discurso político al declarar: Si el 2010 se convierte en año electoral en Michoacán 'va a valer chetos', lo anterior al reflexionar (sesudamente imagino) sobre la anticipación y "destapes" de quienes quieren ser candidatos a gobernador en Michoacán (donde por cierto las elecciones serían hasta el 2011).

Y pensar que hubo un tiempo en el que la política era sinónimo de "tratamiento de los temas públicos que a todos los ciudadanos interesan".